Son muchas las maravillas escénicas que encierra Sudáfrica, desde la mítica “montaña de la mesa” en Ciudad del Cabo, a la “Ventana de Dios” en la inigualable Ruta Panorama de Mpumalanga. Un país que engloba montañas, bosques, desiertos y costas, todos estos escenarios nos sorprenderán y deleitarán. No podemos olvidarnos del buen clima del que goza el país, que nos invita a disfrutar del aire libre. Una nación que se considera un crisol de culturas, de ahí el nombre de “la Nación del Arco Iris”, donde destaca la amabilidad de sus habitantes.

 

Johannesburgo

Se trata de la ciudad más grande y más poblada de Sudáfrica, y es la capital de la provincia de Gauteng. Esta ciudad es la más rica del país y la cuarta economía más potente del África Subsahariana. Es en Johannesburgo donde se encuentra la Corte Constitucional del país, y es el mayor “hub” del África Austral, de ahí que su aeropuerto internacional sea el más grande y con mayor circulación de África.

Con una poblaciín aproximada de 9 millones de habitantes. Johannesburgo es la ciudad más poblada de África después de El Cairo y Lagos. Gracias a su ubicación, Johannesburgo nos permite poder conectar con cualquier otro país africano y también poder llegar a las Reservas Naturales y Parques Nacionales más importantes del país a una corta distancia por carretera.

Parque Nacional de Kruger

Se trata de uno de los Parques Nacionales más grandes del mundo, y por supuesto uno de los más famosos. Es un refugio de vida salvaje, y donde ente otras muchas especies podemos salir en busca del famoso grupo “Big 5” o “5 grandes”, grupo formado por el elefante africano, el león, el leopardo, el rinoceronte y el búfalo. Con una extensión de casi 2 millones de hectáreas, el parque Kruger es uno de los últimos refugios para el rinoceronte blanco y negro, los cuales se encuentran casi al borde de la extinción. Es imposible recorrer por completo el parque, con unas dimensiones medias de unos 60 kilómetros de ancho y 450 kilómetros de norte a sur, el safari en el interior del parque es una aventura en si misma.

Ciudad del Cabo

También conocida con el nombre de la “Ciudad Madre”, es una ciudad que cautiva al viajero desde que aterriza. La belleza paisajística de la ciudad, con la “montaña de la mesa”, los viñedos, las playas de arena dorada, todo ello ubicado en una ciudad viva, llena de color y ambiente, con una amplia oferta gastronómica a la altura de los paladares más exigentes, en resumen, una ciudad donde cabría destacar su multiculturalidad. Recorrer la ciudad nos ofrece opciones tan interesantes como galerías de arte, mercados de artesanía, tiendas de diseño, una amplia variedad de bares y restaurantes que mantienen viva la ciudad durante los 7 días de la semana.

Su ubicación en el extremo norte de la península del Cabo la convierten en el lugar ideal donde comenzar la Ruta Jardín o realizar excursiones de día. Cerca de la ciudad nos encontramos Stellebosch, Franschoek o Constantia, donde se encuentran los mejores viñedos para disfrutar de catas de vino y bellos paisajes en el mejor de los escenarios.

La reserva natural de Cape Point, donde destaca la localidad de Simon’s Town con su colonia de pingüinos, Hout Bay, desde donde visitar la Isla de las focas y la opción de subir en teleférico a uno de los puntos más altos de la Península del Cabo.

Ruta Jardín

La Ruta Jardín es una mezcla de campos de golf, bosques milenarios, comunidades de artistas artesanos, lujosas casas de veraneo, modernos centros comerciales, galerías de arte, refugios de montaña y un buen lugar para unas vacaciones de playa.

Lugares como Oudshoorn, la ciudad con más avestruces del mundo, y donde también nos encontramos lugares como las Cuevas de Cango, una maravillosa cavidad subterránea llena de estalactitas y estalagmitas, que data de m.s de 100 millones de años.

Esta ruta también es famosa con su reino floral, sus bahías y su fácil acceso desde Ciudad del Cabo. Uno de los puntos más destacados de esta ruta es la localidad de Knysna, donde además de razones de belleza paisajística y un buen clima, que la hacen un lugar ideal para el descanso y las vacaciones, también está considerada como la capital de las ostras, y aquí se celebra un festival anual de ostras.

Cataratas Victoria (Zimbabwe)

Ubicadas en la frontera entre Zambia y Zimbabwe, las cataratas son un increíble salto del agua del poderoso río Zambeze. En el caso de Zimbabwe, Victoria Falls, como se llama la localidad donde se encuentran ubicadas y que toma el nombre de las mismas, se encuentran en el distrito de Hwange en la región de Mashonalandia Occidental.

Las cataratas tienen una anchura de aproximadamente 1,7 kilómetros y 108 metros de alto. El misionero y explorador escoces, David Livingstone, primer europeo en descubrirlas, cuando vio las cataratas las bautizó con el nombre de la reina Victoria, aunque localmente son conocidas con el nombre de “Mosi-oa-Tunya” que significaría el “humo que truena”.

En el año 1989 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. No se trata de cascada más alta del mundo, pero su belleza y lo que las hace únicas es el ser la cortina de agua continua más larga del planeta, gracias a que son 1,700 metros.

En la época de pleno apogeo, cuando más cargadas de agua nos encontramos las cataratas (de marzo a septiembre), el sonido del agua es ensordecedor. La presencia del río también favorece la realización de otras actividades en la zona como raftings, para niveles de experto, y para los más atrevidos, solo en la época en la que el caudal es menor también pueden pegarse un baño en la “piscina del Diablo”. En Victoria Falls también se pueden realizar otras actividades entre las que destacaría el sobrevuelo de las cataratas en helicóptero, safari a lomos de un elefante, caminata con leones…, entre otras muchas.

Isla Mauricio

Paraíso natural de origen volcánico que se encuentra en el Océano Índico, a tan solo 900 km de la costa de Madagascar y a 2.000 de la costa africana. Conocida como la “Joya del Índico” tiene bien merecido su nombre gracias a sus maravillosas playas de fina arena blanca. Isla Mauricio es un lugar idílico donde descansar, tomar el sol en sus playas, disfrutar de la fantástica infraestructura hotelera y la posibilidad de hacer multitud de actividades al aire libre, así como un numeroso abanico de actividades acuáticas.