Los 5 tópicos de los cruceros

Cada año el sector de los cruceros crece tanto en ingresos como en número de cruceristas y es que no son de extrañar estos datos ya que cada año las navieras, empresas de cruceros, lanzan nuevos barcos y espectaculares barcos. Son muchas las personas que ya han ido de crucero, puede que tú seas una de ellas y hayas podido comprobar que estos tópicos que vienen a continuación son falsos o por lo menos cuestionables. 5 tópicos de los cruceros:

1. Es caro:

Se dice que irte de crucero es caro. Esto es un poco relativo, ¿qué es caro para ti? Una semana en crucero puede rondar entre los 500-600€ en adelante ya que todo depende de en qué fechas viajes, qué barco, tipo de camarote… No te dejes embaucar por los atractivos ‘desde’ ya que en la mayoría de casos, ni las propinas (que son obligatorias en todos los barcos), ni las tasas portuarias suelen venir incluidas. Sin embargo, los servicios que te da un crucero no te los puede dar casi ningún hotel, por no decir ninguno. Estamos hablando de estar a Pensión Completa con cocina abierta prácticamente las 24 horas del día, bebidas ilimitadas en algunos de los barcos, la posibilidad de visitar varios lugares, varias piscinas, espectáculos de primer nivel, gimnasio gratuito, tirolina, rocódromo, toboganes de agua, animación Disney® o Dreamsworks®, sport zone… Pocos hoteles o resorts pueden competir con eso, y si lo hacen seguro que no baja de los 2.500€ por persona teniendo en cuenta que no vas a visitar otros lugares ni vas a tener tantas alternativas como te pueden ofrecer estas ciudades flotantes. Aunque es cierto que hay navieras que son caras ya que destacan por el lujo, el trato del personal o simplemente por que deciden enfocarse a ‘un público con pasta’

2. No tendremos tiempo para ver nada en tierra:

Por regla general los cruceros suelen hacer escala en un destino entre 6 y 10 horas. Lo que permite al viajero visitar una ciudad durante varias horas. La esencia del crucero es poder visitar varios lugares en un mismo viaje y disfrutar del trayecto. Seré claro; si quieres descubrir Londres o Roma al milímetro, visitar todos sus museos, perderte por sus calles, conocer los restaurantes típicos de la ciudad, un crucero no es lo que buscas. Para hacer eso en ciudades tan grandes necesitas varios días y un guía o alguien que conozca la zona. En cambio, si lo que estás buscando es visitar diferentes ciudades, conocer sus monumentos, edificios o museos más significativos y pasear por sus calles relajado/a, entonces un crucero es perfecto para ti. Pues con el tiempo que hay en cada ciudad te da tiempo para todo eso y más sin necesidad de ir corriendo de un sitio para otro.

3. Me voy a marear:

No puedo asegurarte de que no vayas a marearte durante un crucero ya que el mar es imprevisible, pero algo importante tiene que pasar como para que un crucero se mueva o balancee. Seguramente si viajas entre julio y septiembre por el mediterráneo no vas a tener ningún problema ya que el mar estará como un plato. Recuerda que son ciudades flotantes, cuando estés dentro ni te darás cuenta que estas navegando hasta que salgas a cubierta y aprecies la apuesta de sol en el horizonte. Esto no es como la “barquita” que te lleva a ver los fondos marinos…

4. Es para viejos: 

Nada más lejos que esto. Hoy en día hay cruceros para todo tipos de viajeros. Es cierto, que hay algunos más serios o con actividades y espectáculos más orientados a adultos o personas mayores. Solo tienes que informarte antes de comprar tu crucero de las características del barco. Royal Caribbean incluye personajes y temática de Dreamworks® en algunos de sus barcos, caída libre, tirolina, MSC incorpora cine en 4D, un simulador de F1 y actividades Lego®, NCL cuenta con personajes de Nickelodeon®, bolera, casinos y retransmiten los mejores eventos deportivos del momento. No creo que todo esto sea solo para personas mayores ¿y tú?

5. Me aburriré dentro del barco:

No vas a tener claustrofobia, créeme. Los barcos de hoy en día son tan largos como casi 4 campos de fútbol, hay muchísimo espacio en el interior, incluso te será difícil encontrarte dos veces con otros pasajeros. Aburrirte no te vas a aburrir puede que no te de ni tiempo en 7 días de probar todas las cosas que tienen los barcos de hoy en día: pista de hielo, simulador de sur, caída libre, toboganes de hasta 10 pisos de altura, tirolina, autos de choque, espectáculos Broadway, barcos con hasta 20 opciones culinarias…

Ya ves que lo que dicen de los cruceros no es cierto o al menos es cuestionable. Lo mejor que puedes hacer para confirmar si esto es verdad es viajar en crucero. Te animo a probar porque seguro que no te vas a arrepentir. 

También puede que te interese: