Portugal hasta hace pocos años ha sido un país invisible para los turistas españoles.
Las ciudades más visitadas son Lisboa y Oporto dejando a un lado el resto de lugares que son igual o más impresionantes. En este post se hablará de estas ciudades invisibles para los turistas.

Estas son las ciudades del centro de Portugal que no te puedes perder:

– Aveiro y Costa Nova: Aveiro es conocida como la Venecia portuguesa por sus canales y sus grandes góndolas. Pero lo más bonito de esta zona es Costa Nova, que es una ciudad costera muy próxima a Aveiro. Sus casas pintadas de colores enamoran a cualquiera que las visite.

– Coimbra: es una de las ciudades más mágicas que hay en Portugal. En esta ciudad se encuentra la universidad más antigua de Portugal (Universidade de Coimbra), la cual fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2013; y no es casualidad ya que cada rincón de esta ciudad te hace volver en el tiempo.

– Nazaré: este municipio es conocido como la capital de las olas gigantes y del surf extremo ya que en noviembre se registran olas de hasta 30 metros de altura en la Praia do Norte. El mejor lugar desde el que presenciar estas olas es el Faro de Nazaré. Aunque no viajes en noviembre, no te preocupes, en cualquier época del año se ven olas muy grandes.

– Fátima: es uno de los lugares más importantes de peregrinación católica. El destino principal de Fátima es el Santuario que cuenta con varios edificios: la Capilla de las Apariciones, la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, la Iglesia de la Santísima Trinidad y la Capilla de San José.  

– Óbidos: es una ciudad muy pequeña, pero a su vez, es uno de los mejores ejemplos de ciudad amurallada y medieval mejor conservadas de Portugal. Lo que no te puedes perder de Óbidos es la muralla, el castillo, las múltiples iglesias, sus estrechas calles empedradas y coloridas y el ginjinha (un licor de guinda servido en un vaso de chupito de chocolate).


Otra cosa que no te puedes perder son las comidas típicas del centro de Portugal:

– Bacalao: se cocina múltiples formas; algunas de las más típicas del centro de Portugal son: à Brás (frito con cebolla y huevo con patatas) o Bacalhao com Natas (asado con bechamel, jamón y patatas fritas).

-Pataniscas: son una especie de buñuelos de bacalao que se sirven normalmente como entrante.

-Francesinhas: es una especie de sándwich con carne, jamón y salchichas cubierto con queso y una salsa llamada “Molho Francesinha”, un huevo encima y patatas.

-Sardinas: son servidas con patatas o pimientos a la parrilla; son muy típicas en fiestas como São João do Porto donde encuentras en cada esquina un puesto de sardinas.

-Sopas: si eres más de cuchara, vienes al país indicado. Encontrarás sopa preparada de todas las maneras posibles en cualquier menú.

-Tripas de Aveiro: es una masa parecida a la de una crepe a la que se le añaden todo tipo de chocola tes y galletas a tu elección.

¿Quieres conocer más sobre Portugal? Continúa leyendo el post de Porto, la ciudad de los seis puentes.