El mundo del esquí está más de moda que nunca. Hoy los negocios se cierran en telesillas y cafeterías a 2.000 metros de altura. Los niños ya no solo practican el deporte escolar, también empiezan a estar apuntados a escuelas de esquí desde muy pequeños.

Si nunca has esquiado o eres ‘cinturón blanco’ en este mundillo aquí tienes varias cosas que tienen que tener en cuenta para sumergirte en el mundo del esquí.

Imprescindible para esquiar:

  • Lo primero y más importante es tener ganas. Sin esto no hay nada que hacer. Si tu novio/a, amigos o familia son los que te ‘obligan’ a ponerte los esquís, casi mejor que no lo hagas. Aunque te recomendamos que lo pruebes.
  • Paciencia. Otro de los aspectos más importantes es tener muy presente que “no vas a esquiar perfectamente a la primera”. Te esperan caídas, asúmelo. Pero tampoco te preocupes, la nieve es blandita, te lo digo por experiencia.

Ya ves, lo más importante no está relacionado con el dinero.

¿Qué material necesito para empezar a esquiar?

  • Esquís. Si, seguro que jamás te lo hubieras imaginado, necesitas un par de esquís. Puede que un tío o amigo tuyo tenga algunos que ya no les sirven. Intenta ahorrar en material ahora que estás empezando. No te lances y vayas al Decathlon de turno a comprarte los esquís más chulos que veas. Alquila o pide prestado para tus primeras bajadas.
  • Botas. Lo mismo que para los esquís. Las botas son ya más personales y un día de esquí se puede convertir en una tortura si no llevas unas botas que se amolden a tus pies. Si te las deja alguien pruébatelas en casa. La manera de saber si son tu talla y si se amoldan a tus pies es: con las botas puestas, erguido/a te tiene que tocar la punta ligeramente, después flexiona las rodillas y echa el cuerpo un poco hacia delante; si ya no te toca y el pie no te baila dentro de la bota, has acertado con la talla!
  • Pantalón de nieve. Como lo anterior, seguro que conoces a alguien que te pueda dejar uno. Si no es así, hoy en día puedes conseguir pantalones a precios realmente baratos, desde 25€.
  • Un abrigo. Para empezar no necesitas ninguna prenda súper técnica, transpirable, mega impermeable ni de ninguna marca en específico. Simplemente que te abrigue y que no te cale el interior a las cuatro gotas que caen.
  • Casco. Personalmente recomiendo usar casco, más aun cuando se es principiante. Nunca sabes lo que puede ocurrir e ir preparado nunca está demás. Además, da calorcito, y queda bastante mejor que esos gorritos de renos.
  • Gafas. En la montaña el sol pega que no veas. Por si fuera poco, la nieve hace de reflectante y multiplica la fuerza del sol. Usa gafas de sol o de ventisca para protegerte, tanto del sol como del viento cuando esquías.
  • Guantes. En la nieve hace frio y aun más cuando esquías. El uso de guantes es casi obligatorio.

Aviso! No olvides la crema de sol, si no la cara se te quedará a colorines cuando vuelvas a casa.

Está claro que hay que invertir dinero para empezar a esquiar, no es un deporte barato, pero sin duda que merece la pena. Y si no me crees, lo mejor que puedes hacer es descubrirlo por ti mismo/a. Recuerda que nosotros podemos ayudarte a escoger la estación y hotel que más te convenga. Entra en nuestra web y echa un vistazo.

Esta temporada promete, las nevadas que han caído ya han sido importantes. Todo el pirineo está blanquito. Aquí puedes comprobar la situación de cada estación de esquí. Nosotros ya nos hemos estrenado esta temporada. Esperamos encontrarte en algún telesilla!

es la hora de viajar

¿Has visto ya nuestras ofertas?

Descúbre nuestra amplia ofertas de viajes y verás las increíbles oportunidades que tenemos para ti.