Viajar a Nepal, una gran idea

Ya ha pasado la Semana Santa y las próximas vacaciones que acercan son las de verano. Seguramente estés pensando a dónde ir o qué tipo de vacaciones te apetecen: playa, montaña, relax, aventura… ¿Has pensado en Nepal? Si, Nepal, ese pequeño país al norte de la India. Esa zona dónde se encuentran las montañas más grandes del mundo.

Nepal es un país precioso que se sitúa a los pies de las montañas más altas del planeta. Un país de meditación y armonía donde lo espiritual está por encima de lo terrenal. Este reino de paisajes increíbles tiene mucho que ofrecer a los que le visitan. Sus gentes, amables y amistosos harán sentirte a gusto durante todo tu viaje. Pese a estar entre dos países tan poblados como China e India en Nepal no te sentirás agobiado/a por la cantidad de gente. Aunque se nota que la población se concentra en las grandes ciudades.

 

3 lugares que debes visitar en tu primer viaje a Nepal

 

Katmandú

Viajar a Nepal, una gran idea

Katmandú es la capital de Nepal. Está situada en el centro del país a 1.317 metros de altura sobre el nivel del mar. Katmandú se caracteriza por su estilo medieval. Calles estrechas en forma de laberinto, templos de madera y palacios de hermosa decoración. Entre esas calles se encuentra el barrio de Thammel. Es uno de los barrios más famosos y turísticos de la ciudad por sus mercados y por sus monumentos. ¡No te pierdas la Plaza Durbar frente al Palacio Real en este mismo barrio! El templo de Boudhanath Pashupatinath, es el más importante y antiguo del Valle.

¿Te gustan los animales y los atardeceres? El Monkey Temple de Katmandú es tu lugar. En ese templo en una de las colinas de la capital se encuentra una alta concentración de monos. Este animal se considera sagrado en Nepal.

Los mercados de Katmandú ofrecen a los visitantes una mezcla de colores y aromas. Pura esencia de Nepal. En esos mismos mercados puedes aprovechar a probar su comida. Pequeños puestos venden los ‘momos’ y ‘rotis’ recién hechos, comida típica que deberías probar.

 

Pokhara

Viajar a Nepal, una gran idea

Pokhara es la ciudad que hace de puerta a la cordillera de los Annapurnas. Pese a no ser la capital, Pokhara ofrece a sus visitantes hoteles y restaurantes modernos (para lo que te podías esperar). Desde esta bonita ciudad podrás contemplar las vistas de las mayores montañas del mundo.

Viejos lagos, cascadas y desfiladeros visten esta ciudad al pie del Himalaya. Puede que en cuanto a monumentos no sea tan vistosa como Katmandú pero lo soluciona con su ambiente relajado y lleno de naturaleza. Sus vistas son impresionantes al amanecer en el que con un día despejado podrás ver el Machapuchare y el Annapurna. Toda una experiencia.

 

Chitwan

Viajar a Nepal, una gran idea

Chitwan es el principal parque nacional de Nepal. Este parque natural se creó en 1973 y está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Al contrario que Katmandú y Pokhara, Chitwan se encuentra en al sur, en las llanuras húmedas, al borde con la India.

Este parque protege a varias especies de animales en peligro de extinción. El rinoceronte indio y el tigre son dos de las especies más amenazadas. Súbete a un elefante y cruza el parque adentrándote en la jungla como lo haría ‘Indiana Jones’. La jungla entera te rodea.

Por cierto, la palabra ‘Chitwan’ significa ‘corazón de la jungla’. Solo digo eso.

 

Como ves Nepal es un lugar único y, seguro, completamente diferente a lo que hayas podido ver antes. Jungla y las montañas más altas del mundo rodean y protegen a este país que en 2015 sufrió un terrible terremoto. Hoy todavía el país sigue levantándose y sus gentes no dejan de sonreír. Por eso digo que:

 

Viajar a Nepal, una gran idea.