Cuando pensamos en las vacaciones siempre se nos vienen los mismos sitios a la cabeza. Dejamos pasar lugares tan fascinantes como el que te presento a continuación: Cerdeña.

 

Porqué viajar a Cerdeña es una buena idea

Viajar a Cerdeña es una gran idea. Antes de contarte porqué, vamos a situar este lugar. Es una isla italiana en el mediterráneo junto a Córcega. Su tamaño es 6 veces más grande que el de la isla de Mallorca. Hablamos de una pedazo de isla. Con este tamaño es una isla muy completa aunque mantiene su aire ‘natural’. No se trata de una isla masificada como otras del mediterráneo.

 

Cercanía y comodidad

Cerdeña está mucho más cerca de lo que crees. Solo hay dos medios de transporte que van a la isla: avión y barco. Aunque no por eso los precios son más caros. El vuelo en avión dura 1 hora y media desde Barcelona. El ferri tarda 12 horas, pero no se te hará duro el viaje. Harás noche en el barco y al despertarte tendrás dos horitas para desembarcar con tu coche. Todo comodidad. Al ser una isla tan grande es una gran idea llevarte el coche o la moto. La gente suele cargar hasta pequeños barcos dentro del ferri. El ferri es la mejor opción para viajar a Cerdeña y poder ir viendo todas sus playas y pueblos.

 

Playas paradisíacas

Las playas de Cerdeña no tienen nada que envidiar a esas que ves en las revistas. De hecho, muchas de esas playas paradisíacas están en Cerdeña. Encontrarás playas de todos los tipos. Playas de ciudad, playas pequeñas, playas larguísimas, calas de película, playas naturales rodeadas por intensa vegetación. Aquí puede ver cuales son las mejores playas de Cerdeña.

 

También hay montañas

Pero no todo son playas. Casi el 80% del territorio de Cerdeña son montañas o colinas. La montaña más alta de Cerdeña mide 1.834 metros sobre el nivel del mar. Es curioso, pero tienen hasta una estación de esquí, Bruncu Spina, aunque bueno, solo tiene 5 pistas. Las rutas por las montañas son uno de sus atractivos. Por las montañas y por el interior encontrarás pequeños y encantadores pueblos.

 

Su gastronomía

Aquí no te morirás de hambre. Cerdeña tiene una deliciosa gastronomía. Se trata de una gastronomía mediterránea en la que destacan la menta y el mirto en muchos de sus platos. La influencia italiana se nota aunque no está tan presente como en la península. La comida sarda, de la Sardegna, es muy rica y equilibrada con cereales, verduras, carnes y por supuesto alimentos provenientes del mar como langostas, atún, calamares o gambas. Uno de sus quesos más característicos es el pecorino sardo.

 

Su clima

El clima es otro de sus alicientes para visitarla. En su clima mediterráneo predominan los días de sol ya que en la costa solo llueven unos 65 días al año. Por toda la isla recorre un aire que refresca la isla.  La temperatura anual es de unos 22ºC, no está nada mal. Aunque la temperatura suele ser inferior en invierno en la zona interior, en las montañas.

 

Precios económicos

La guinda que remata este fantástico lugar es que NO es nada caro. Hoy en día las líneas de ferri italianas han hecho que viajar allí sea rápido, cómodo y barato. No vas a tener que alquilar un coche en la isla para ir de un sitio a otro ya que podrás llevarlo en ferri ¡sin coste alguno! Existen camarotes cuádruples muy cómodos para ir en familia y que el trayecto salga más económico. Es un destino ideal para familias que al final todo el dinero termina saliendo del mismo saco.